¿Qué es la Depresión Posparto?

maternidad

 

Se habla de Depresión Posparto cuando una mujer se deprime durante el primer año tras dar a luz (con mayor frecuencia en los tres primeros meses).

Como en otros Trastornos Depresivos si los síntomas son leves se pueden afrontar con un mayor apoyo familiar y de amigos, pero si es más severa se va a necesitar la ayuda del médico de Atención Primaria o de profesionales de Salud Mental.

Muchas mujeres sienten tristeza después del parto. Pueden también notarse ansiosas o abrumadas, sufrir crisis de llanto, pérdida de apetito o dificultad para dormir. Pero esto, generalmente, desaparece en unos días y los síntomas no son ni graves ni necesitan tratamiento.

Algunas mujeres, por el contrario, se encuentran envueltas en una tristeza implacable e inexplicable con síntomas similares a los de cualquier otra depresión: tristeza, cansancio sentimientos de impotencia, ansiedad, incapacidad para dormir, falta de interés en la vida… Estos sentimientos no desaparecen, permanecen durante semanas y la madre es incapaz de ayudarse a sí misma a sentirse mejor.

La  Depresión Postparto la experimentan 10-15 de cada 100 mujeres que tienen un hijo y  sin tratamiento puede durar meses.

La causa se desconoce pero puede ser que los cambios hormonales y físicos después del parto y el estrés de cuidar a un bebé jueguen un papel importante. Las mujeres que ya sufrían de depresión, presentan un riesgo mayor.

Los efectos de estos trastornos varían desde alteraciones leves en la vida de la persona a incapacidad severa. Y aunque la madre sea a menudo consciente del malestar con frecuencia los primeros en notar el cambio pueden ser otros miembros de la familia.

Al igual que otras formas de depresión, responde bien al tratamiento y la mayoría de las mujeres se recuperan por completo.

Si crees que sufres una depresión postparto,  habla con alguien  de cómo te sientes. Muchas otras mujeres han pasado por la misma experiencia. Si no crees que puede hablarlo con su familia o amigos, házlo con su médica o matrona de Atención Primaria. Ellas valorarán estas sensaciones y podrán ayudarte.

Si queres saber más de cómo afrontar la Depresión Postparto pincha en el enlace para acceder a esta guía elaborada por el Servicio Andaluz de Salud.

Publicado en Depresión | Deja un comentario

RCP – Ayuda a la Parada Cardiaca.

 

 

Saber reconocer una parada cardiorespiratoria y cómo actuar si estamos fuera del hospital es posible para todos con esta APP  gratuita de Osakidetza, disponible desde el pasado verano.

Con esta APP cualquier persona puede tener información para reconocer una parada cardiorespiratoria, localizar los desfibriladores más cercanos y obtener ayuda en su manejo y en la reanimación cardiopulmonar fuera del hospital.

La información está recogida en cuatro apartados diferenciados:

  1. Formación y test de conocimientos
  2. Localización del desfibrilador más cercano (geolocalización).
  3. Reconocimiento y detección de una PCEH (Parada Cardiorrespiratoria Extra Hospitalaria).
  4. Ayuda a la RCP (reanimación cardiopulmonar), que incluye metrónomo con sonido para acompañar la frecuencia de las compresiones.

El pasado año, en Euskadi, se registraron 907 paradas cardiacas extrahospitalarias, con un testigo en el 75% de los casos y en el 25 % de ellos se realizó masaje por testigo.

Animaros a:

Descargar aplicación para Android.
Descargar aplicación para IOS.

Publicado en General | Deja un comentario

Soy como tú aunque aún no lo sepas

 

 

dia-mundial-salud-mental

 

La celebración del Día Mundial de la Salud Mental el 10 de octubre es una iniciativa de la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH, en sus siglas en inglés) que se celebra en más de 100 países.

Se estima que en España un 19,5% de la población ha tenido algún tipo de trastorno mental a lo largo de su vida y que en la actualidad un 9% de españoles tiene un problema de salud mental. En el mundo la Organización Mundial de la Salud (OMS) eleva la incidencia hasta el 25% de la población.

Los trastornos mentales son grandes desconocidos para todos y, además, tienen a su alrededor un elevado número de estereotipos negativos.

La Confederación Salud Mental España  cada año propone un aspecto de la salud mental, bajo la forma de lema que este año es: SOY COMO TÚ AUNQUE AÚN NO LO SEPAS.

 

Publicado en General | Deja un comentario

¿Cómo actuar ante un Ataque de Pánico?

 

250px-Mosaic_Pan_Genazzano_Massimo

 

El semidiós griego Pan dotado de gran potencia y apetito sexual disfrutaba persiguiendo por los bosques a ninfas y muchachas. Inventor de la flauta (siringa) y de la siesta, cuando un viajero le despertaba Pan irrumpía en su camino con un alarido que “horrorizaba, congelaba la sangre y provocaba piloerección”.

Pan representaba en la antigua Grecia a la naturaleza salvaje y se le atribuía la generación del miedo enloquecedor. De ahí la palabra pánico que, en principio, significaba el temor masivo que sufrían manadas y rebaños ante el tronar y la caída de rayos.

Las personas con trastorno de pánico tienen repentinos y repetidos ataques de miedo intenso que duran entre 15 a 30 minutos, aunque en ocasiones pueden durar mas. A esto se le llama “ataque de pánico” o ” crisis de ansiedad.
Un ataque de pánico es bastante parecido al pánico “normal”, aunque se diferencia de éste en varios aspectos:

▪ las sensaciones parecen venidas “de la nada” y normalmente no están relacionadas con las situaciones amenazantes.
▪ Las sensaciones son muy intensas.
▪ Puede ocurrir en cualquier momento y generan gran preocupación ante la posibilidad de tener otro ataque.

Aquí pongo una lista de los síntomas que suelen experimentar  las personas que tienen ataques de pánico. Hay quien  experimenta todos los síntomas y otras sólo algunos.

En el  cuerpo:
Sensación de falta de aire con tendencia a hiperventilar.                                                           Vértigo, mareos.                                                                                                                                   Taquicardia.
Dolor en el pecho.                                                                                                                             Sensaciones de hormigueo.                                                                                                             Temblores.                                                                                                                                               Sudoración.                                                                                                                                             Síntomas gastrointestinales como nauseas, vómitos…

En la mente:                                                                                                                                             Sensación de intenso terror.                                                                                                         Sensaciones de irrealidad, como pensamientos de que realmente no se está allí, de que las cosas no son reales.                                                                                                                         Pensamientos amenazadores como:                                                                                                 “Voy a tener un infarto o a morirme”                                                                                               “Voy a caerme o desmayarme”                                                                                                               “Voy a ahogarme”                                                                                                                                     “Voy a enloquecer”                                                                                                                                 “Voy a perder el control”.

En el comportamiento:                                                                                                                   Tratar de abandonar la situación lo más rápido posible y evitar la situación en el futuro. Una persona con trastorno de pánico frecuentemente vive con miedo a sufrir  otro ataque evitando situaciones o lugares donde sufrió el ataque y puede sentir temor a estar sola o lejos de alguien que le proporcione ayuda.

No es  infrecuente que estos episodios aparezcan en momentos de relajación de la persona, y se pueden sufrir incluso durante el sueño.

Los ataques de pánico podrían confundirse con otras enfermedades, como el infarto de miocardio, trastornos respiratorios, problemas de tiroides, etc. Por ello, ante sintomatología ansiosa aguda  lo primero es descartar patología somática consultando con su médico.

Tras confirmar que el ataque que sufre es de ansiedad,  se pueden seguir las siguientes recomendaciones para controlarlo:

▪ Respire despacio y profundamente (el respirar deprisa puede agravar su sensación de mareo). Puede ayudar respirar dentro de una bolsa de papel puesta sobre su boca. Inspire por la nariz llenando el abdomen y expire lentamente por la boca                                              ▪  Busque un sitio tranquilo, túmbese o póngase cómodo, ponga música relajante y piense en situaciones agradables.
▪ Hable con alguna persona de su confianza, que conozca lo que le sucede y que tenga instrucciones de cómo ayudarle.
▪  Si ha aprendido técnicas de relajación es el momento de ponerlas en práctica.
▪  Si ha aprendido técnicas de control de pensamiento, aplíquelas.
▪  Un ansiolítico de absorción rápida pueden ayudarle a aliviar la crisis, hable con su médico de cual le aconseja y téngalo siempre a mano.

Una vez superada la fase aguda es el momento de prevenir las siguientes (con frecuencia se pueden repetir), para ello:
▪   Evite el café y los estimulantes.
▪   Haga ejercicio.
▪   Trate su trastorno adecuadamente con medicación y psicoterapia.

Publicado en General | Deja un comentario

MINDFULNESS o CONCIENCIA PLENA.

photo-1434332253042-50df2f9f7b39

Todos somos capaces de experimentar -aunque sea por un instante- el estar sin pensamientos y ser plenamente consciente. Es posible mantenerse consciente del todo  y sin embargo no tener la mente ocupada en el constante trasiego de imágenes y pensamientos, ese murmullo casi omnipresente que llamamos “parloteo mental”.

Esa experiencia es la que se conoce con el nombre de mindfullness o conciencia plena.

Mindfulness o ‘conciencia plena’ consiste en prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, de forma principalmente caracterizada por “aceptación” -una atención a pensamientos y emociones sin juzgar si son correctos o no-. La atención se dirige a lo que es percibido a cada momento, en lugar de hacia la habitual deriva de nuestro pensamiento acerca del pasado o el futuro.

Con raíces en la meditación budista, el mindfulness se enseña desprovisto de cualquier componente o terminología oriental.

Terapias basadas en  entrenamiento en mindfullness son eficaces, para la reducción de la ansiedad, la depresión, y el estrés.

En este simpático video se ofrece la posibilidad de iniciarse en está técnica.

Publicado en Ansiedad, Depresión, Escuela de Pacientes, Hábitos | 1 Comentario

¿Qué señales pueden alertarnos de un posible trastorno de la conducta alimentaria?

 

 

descarga (1)                                               La boda campesina Pieter Brueghel

 

Hay varios cambios que ayudan a detectar la presencia de estos trastornos.

En relación con la alimentación:

Sentimientos de culpa por haber comido o haber dejado de hacerlo, preferencia por comer a solas, reducción de la cantidad de comida, presencia de atracones en las últimas semanas, sensación de no poder parar de comer, evitación de forma continua de tomar ciertos alimentos (por ejemplo, dulces), consumo de productos bajos en calorías o ricos en fibra, uso de diuréticos y abuso de laxantes, vómitos autoinducidos y dietas restrictivas o ayunos.

En relación con la imagen corporal:

Preocupación excesiva por el cuerpo o la figura, consideración de que el aspecto físico tiene mucho valor como medio para conseguir el éxito en cualquier área de la vida.

En relación con el ejercicio físico:

Práctica de ejercicio físico en exceso y muestra de nerviosismo si no se hace, uso del ejer- cicio físico para adelgazar.

En relación con el comportamiento:

Insatisfacción personal constante, estado depresivo e irritable, cambios de humor frecuentes; disminución de las relaciones sociales con tendencia al aislamiento, aumento aparente de las horas de estudio, dificultad de concentración y visita regular de las páginas web, blogs o chats en los que se hace apología de la delgadez y se dan consejos para adelgazar o purgarse.

 

 

Publicado en Escuela de Pacientes, Trastornos de alimentación | 3 comentarios

Ansiedad en Osasun Eskola

“Paseaba por un sendero con dos amigos – el sol se puso – de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio – sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad – mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.”                 

380px-Edvard_Munch_-_The_Scream_-_Google_Art_Project

                                               El grito,  Edvard Munch (18631944)

 

La ansiedad puede describirse como un sentimiento de inquietud, nerviosismo, preocupación, temor o pánico por lo que está a punto de ocurrir o puede ocurrir.La ansiedad no es una enfermedad, sino una sensación normal que experimentamos todos alguna vez en momentos de peligro o preocupación.

La ansiedad es un mecanismo adaptativo que nos sirve para mejorar nuestra actuación en momentos difíciles. Pero, cuando una persona se encuentra a menudo ansiosa sin que al parecer haya razón para ello o se tensa en exceso, la ansiedad se convierte en un problema que produce sensaciones desagradables.

Los sentimientos de ansiedad pueden ser leves o intensos. La ansiedad leve puede sentirse como inquietud o nerviosismo. La ansiedad más intensa puede sentirse como miedo, terror o pánico.

La preocupación, los sentimientos de tensión y estrés, el miedo escénico o la timidez ante la posibilidad de conocer a gente nueva son también formas de ansiedad. La ansiedad nos afecta tanto mental como físicamente.

Debemos tener siempre presente que la ansiedad es una reacción normal; luego el objetivo no es que desaparezca, sino aprender a reducirla a niveles manejables y adaptativos.

 

Unknown osasun eskola

 

Osasun Eskola es un servicio de Osakidetza que ofrece información para facilitar y promover una actitud responsable con respecto a la salud y a la enfermedad, y está disponible en la Web de Osakidetza. (pincha aquí para acceder )

Siguiendo los desplegables, en la sección “Infórmate sobre tu enfermedad/Enfermedades destacadas/Salud mental”, hay disponible información sobre qué es y cómo se puede manejar la ansiedad.

Es una guía para  ayudar a los pacientes a identificar y conocer su trastorno, y  para facilitarles las técnicas  cognitivo-conductuales que han demostrado ser eficaces para el manejo de la ansiedad patológica.

En esta sección están también disponibles, en formato MP3, técnicas de Relajación muscular y Relajación imaginativa, en castellano y en euskera: Giharren Erlaxazioa  eta Irudien Bidezko Erlaxazioa.

 

Publicado en Ansiedad, Escuela de Pacientes, Guias | Etiquetado , , | Deja un comentario

Trastornos de la conducta alimentaria ¿qué debes saber?

kafka-42

                          ” -Porque me es forzoso ayunar, no puedo evitarlo -dijo el ayunador.”

                                           Un artista del hambre, de Franz Kafka

 

Las personas que sufren trastornos de la conducta alimentaria se caracterizan por adop- tar conductas de alimentación anómalas como respuesta, en general, a su insatisfacción con su imagen corporal. Es frecuente que tengan pensamientos distorsionados en torno al peso (se sienten inferiores a las demás personas, piensan que no se les aprecia debido a su imagen física) y la salud (la grasa en la comida es perjudicial, estar delgado es saludable, el peso puede perderse rápidamente y sin peligro para la salud, hacer dieta es una actividad saludable, etc.). Las personas afectadas por estos trastornos sufren consecuencias nutricionales, físicas, psicológicas y sociales. Además, si no se tratan, pueden poner en riesgo su vida.

Estos problemas alimentarios pueden afectar a todas las personas, independientemente de su situación socioeconómica o cultural. Son más comunes en el sexo femenino (90- 95%), pero también hay casos entre los hombres. Aunque pueden afectar a todas las edades es en la adolescencia cuando aparecen con mayor frecuencia, debido al momento vital de cambio y búsqueda de la propia identidad. En los últimos años la edad en la que empiezan los trastornos de la conducta alimentaria es cada vez menor. Se trata de un proceso que puede iniciarse muy sutilmente y pasar desapercibido en un primer momento.

En general, las personas que padecen anorexia nerviosa (AN) y bulimia nerviosa (BN) comparten una preocupación excesiva por no engordar, aunque su peso sea normal o esté muy por debajo de lo saludable. La comida se convierte en el eje central de sus pre- ocupaciones y progresivamente van desatendiendo otros aspectos de su vida.

La AN y la BN se diferencian entre sí por la forma en que se comportan las personas ante la comida y las distintas consecuencias físicas que se derivan de ello. Si no se sigue un tratamiento adecuado, puede darse el caso de que una persona con uno de los trastornos acabe por desarrollar el otro.

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La AN se caracteriza por un miedo exagerado a engordar y por una distorsión de la ima- gen corporal que hace que las personas que la padecen se vean y sientan gordas cuando no lo están. Se niegan a mantener su peso dentro de los límites de la normalidad, por lo que se imponen dietas restrictivas y adelgazan. La valoración que hacen de sí mismas viene determinada por la opinión sobre su cuerpo y su figura. El perfeccionismo y la baja auto- estima son comunes. Muchas veces la depresión y los pensamientos obsesivos forman parte del trastorno. No suelen buscar ayuda y, mientras pueden, esconden la sintomatología.

¿Qué es la bulimia nerviosa?

En el caso de la BN, las personas afectadas presentan episodios en los que comen enormes cantidades de comida (atracón) y posteriormente realizan actividades para mantener su peso. Esta conducta puede dominar su vida diaria y dificultar sus relaciones e interacciones sociales. Habitualmente ocultan este comportamiento y no suelen buscar ayuda. Pueden tener un peso normal o, paradójicamente, engordarse como consecuencia de sus conductas alimentarias inadecuadas. El temor a engordar y la falta de control sobre la alimentación determinan su estado anímico y mental, que puede acabar en procesos depresivos.

Podeis ampliar esta información en la GPC sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria del SNS en el anexo para pacientes y familiares.

Publicado en Trastornos de alimentación | Etiquetado | 1 Comentario

Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 4.900 veces en 2015. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en General | Deja un comentario

AUDIT

JAMES-ENSOR-THE-DRUNKARDS

                                                   Los borrachos de  James Ensor.

Antes de que se instaure una dependencia hay muchas ocasiones en las que el consumo de alcohol  supone un riesgo o un daño importante para el individuo: el consumo diario elevado, los episodios repetidos de beber hasta la intoxicación, cualquier consumo en menores de 16 años o en el embarazo, conducir…

El consumo excesivo causa enfermedad y sufrimiento en el bebedor, su familia y amigos. Es una de las causas principales de ruptura de las relaciones de pareja, de accidentes, hospitalización, incapacidad prolongada y muerte prematura.

Los problemas relacionados con el alcohol representan una inmensa pérdida económica para muchas comunidades en todo el mundo.

 La OMS,  para la detección precoz de personas con  consumo peligroso y perjudicial de alcohol elaboró el test AUDIT.

Es un cuestionario autoadministrado, que consta de 10 ítems que abarcan el consumo de alcohol, la conducta asociada y los problemas derivados del consumo.

Test de Identificación de Trastornos por consumo de alcohol AUDIT (Alcohol Use Disorders Identification Test).

Debes contestar a todas las preguntas. Ten en cuenta que los resultados obtenidos son solo orientativos, y que en ningún caso sustituyen a la opinión del médico.

  1. ¿Con qué frecuencia consumes alguna bebida alcohólica?
    1. Nunca.
    2. Una o menos veces al mes.
    3. 2 a 4 veces al mes.
    4. 2 o 3 veces a la semana.
    5. 4 o más veces a la semana.
  2. ¿Cuántas bebidas alcohólicas consumes normalmente los días que bebes?
    1. 1 o 2.
    2. 3 o 4.
    3. 5 o 6.
    4. 7 a 9.
    5. 10 o más.
  3. ¿Con qué frecuencia te tomas 6 o más bebidas alcohólicas en un solo día?
    1. Nunca.
    2. Menos de una vez al mes.
    3. Mensualmente.
    4. Semanalmente.
    5. A diario o casi a diario.
  4. ¿Con qué frecuencia, en el curso del último año, has sido incapaz de parar de beber una vez que habías empezado?
    1. Nunca.
    2. Menos de una vez al mes.
    3. Mensualmente.
    4. Semanalmente.
    5. A diario o casi a diario.
  5. ¿Con qué frecuencia, en el curso del último año, no pudiste cumplir con tus obligaciones porque habías bebido?
    1. Nunca.
    2. Menos de una vez al mes.
    3. Mensualmente.
    4. Semanalmente.
    5. A diario o casi a diario.
  6. ¿Con qué frecuencia, en el curso del último año, has necesitado beber en ayunas para recuperarte después de haber bebido mucho el día anterior?
    1. Nunca.
    2. Menos de una vez al mes.
    3. Mensualmente.
    4. Semanalmente.
    5. A diario o casi a diario.
  7. ¿Con qué frecuencia, en el curso del último año, has tenido remordimientos o sentimientos de culpa después de haber bebido?
    1. Nunca.
    2. Menos de una vez al mes.
    3. Mensualmente.
    4. Semanalmente.
    5. A diario o casi a diario.
  8. ¿Con qué frecuencia, en el curso del último año, no has podido recordar lo que sucedió la noche anterior porque habías estado bebiendo?
    1. Nunca.
    2. Menos de una vez al mes.
    3. Mensualmente.
    4. Semanalmente.
    5. A diario o casi a diario.
  9. ¿Tú o alguna otra persona habéis resultado heridos porque habías bebido?
    1. No.
    2. Sí, pero no en el curso del último año.
    3. Sí, en el último año.
  10. ¿Algún familiar, amigo, médico o profesional sanitario han mostrado preocupación por tu consumo de bebidas alcohólicas, o te han sugerido que dejes de beber?
    1. No.
    2. Sí, pero no en el curso del último año.
    3. Sí, en el último año.

A= a 0 puntos; B= a 1 punto; C= 2 puntos; D= a 3 puntos y E= a 5 puntos.

La puntuación oscila entre 0 y 40 puntos como máximo. A mayor número de puntos, mayor dependencia.

Aunque este cuestionario no es determinante, una puntuación de entre 8 y 20 (6-20 en el caso de las mujeres) orienta hacia un consumo perjudicial de alcohol  y sería conveniente consultarlo con el médico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Alcohol, Hábitos | Etiquetado , , , | Deja un comentario